Todo lo que hacemos, lo hacemos en equipo: caminamos y creamos juntos

¡Hola! Soy

Juan Pablo

Quiero acompañaros en vuestra boda con una fotografía natural, emotiva y sencilla.

Para mí, la fotografía es creación. Quiero hacer que brilléis. Sacar lo mejor de vosotros, sin forzar nada, para que las fotos representen los detalles más hermosos de vuestro día.

Ese día, el día de vuestra boda, hacemos algo precioso en equipo. Creamos recuerdos de todos los momentos que vivís y disfrutáis intensamente.

Mientras que no podemos parar el tiempo, sí podemos capturarlo. Lo conseguimos a través de las fotos de boda naturales, espontáneas, sencillas y emotivas.

Vuestra historia, mi cámara y mil momentos inolvidables.

¿Suena bien?

Emociones sin filtros y detalles que se vuelven protagonistas

Os comparto mi historia:

Puedo entender perfectamente lo que está pasando por vuestra cabeza en estos momentos, porque no hace tanto que yo también estaba buscando fotógrafo para mi propia boda.

Para mí era fundamental encontrar la persona ideal que captara de manera perfecta todos los momentos especiales de nuestro día. Desde el primer momento tuve claro que no quería escatimar en fotógrafo, porque la fotografía y las imágenes eran esenciales para mí.

¿Lo son también para vosotros?

Sólo hace falta que me digáis que sí y empezamos a trabajar.

Siempre he sentido fascinación por el mundo audiovisual y de la imagen.

Desde pequeño, el cine cautivaba mi atención. Me fascina la capacidad que tiene una pantalla de contar historias y de hacernos sumergirnos en ella. Por ese motivo estudié Comunicación Audiovisual.

Yo también quería contar historias y hacer que otras personas sintieran lo mismo que yo.

Sin embargo, a pesar de que mi pensamiento estaba muy dirigido al mundo audiovisual y cinematográfico, descubrí en la fotografía un mundo diferente. La capacidad de congelar un momento lleno de carga emotiva, sensacional y entrañable.

En la fotografía encontré la vía de escape para expresarme, airear mis pensamientos y transmitir todo lo que había en mi interior.

Pero no fue hasta que me acerqué finalmente a la fotografía de bodas cuando mi alma explotó de satisfacción y realización.

En las bodas se unen el arte y la pasión, las emociones y la satisfacción en la mayor de sus expresiones, el amor y la entrega, de una manera exponencial.

Ahí es donde yo pude encontrar mi camino profesional. Acompañando a otros y formando parte de un día maravilloso con ellos. Capturando todos los detalles con mi cámara.

Creo que todos tenemos una capacidad creativa innata que alimenta nuestra alma, mente y corazón y que nos empuja a compartirlo con otros.

Yo quería formar parte de esa realidad y también quería “crear” para ayudar a otros a vivir experiencias, sentir emociones y compartir historias. Después de todo, la fotografía no deja de ser creación.

En la fotografía de bodas encontré el marco en el que finalmente podía unir mi vocación y mi pasión: el mundo de la imagen y poder acompañar a otros en el peregrinaje que hacemos mientras late nuestro corazón.

Por eso soy fotógrafo de bodas. Y me encantaría contar vuestra historia.

fotografo de bodas en Barcelona
boda en castell de tous
fotografo de boda martorell

otros datos

sobre mí

  • Soy de un pequeño pueblo al sur de Córdoba.
  • Me marché a Sevilla para estudiar Comunicación Audiovisual.
  • Ahora vivo con mi mujer en Terrassa.
  • Me encanta caminar, leer y el cine.
  • Estar en casa con mi mujer y disfrutar de momentos con mis amigos son elementos que me acompañan en mi día a día.
  • Estoy deseando conoceros y que me contéis todo lo que tenéis pensado para vuestra boda.
  • ¿Contamos vuestra historia juntos?

    ¡sí, vamos allá!